Destinos para una Navidad mágica en Estados Unidos

Arlington Texas Christmas Arlington, Texas - Six Flags | © Kevin Brown

Durante décadas, Hollywood ha convertido a Nueva York en un destino soñado para vivir la Navidad –en nuestras retinas están grabadas irremediablemente imágenes del Rockefeller Center, con su espectacular árbol y su pista de patinaje, la juguetería FAO Schwarz o sus coloridos mercadillos–, pero lo cierto es que, más allá de la Gran Manzana, Estados Unidos ofrece otros muchos lugares en los que vivir una mágica escapada navideña al más puro estilo americano.

Desde Chicago y Baltimore, pasado por Belén –sí, has leído bien– y Santa Ynez, y hasta llegar a Aspen y Arlington, Estados Unidos cuenta con una gran variedad de actividades navideñas y de invierno para disfrutar en familia, con tu pareja e incluso, por qué no, en solitario.

Chicago: un millón de luces

No hay duda de que la ciudad más grande del Medio Oeste sabe bien cómo organizar una Navidad al estilo tradicional y por todo lo alto: entre los lugares de visita imprescindible se encuentran las atracciones del Winter WonderFest y la pista de patinaje sobre hielo del parque Maggie Daley, además de un paseo por la avenida de las compras de lujo, la famosa Magnificent Mile, iluminada con más de un millón de luces.

Tampoco puede faltar una visita al Christkindlmarket, uno de los principales y más antiguos mercados navideños del país, que atrae a más de un millón de visitantes al año. En él se pueden degustar pretzels frescos, bratwurst y un famoso vino caliente especiado, el gluhwein, que se sirve en una taza que cambia de diseño cada año.

Chicago Christmas
Chicago en Navidad | Crédito: VisitUSA

Para los amantes de la nieve, otra cita ineludible consiste en una excursión a Lake Geneva. Esta ciudad lacustre se encuentra a apenas hora y media de Chicago y en ella se puede esquiar, montar en trineo y pasear con raquetas de nieve.

Para vivir la experiencia navideña completa en Chicago, la estancia en el icónico hotel The Drake es un must.

Baltimore: arte y cultura en el Christmas Village

Baltimore es otro lugar ideal para experimentar el espíritu navideño de Estados Unidos. El Christmas Village es un espacio que combina un mercado, con un parque de atracciones y una cervecería. Los amantes del arte también encontrarán una gran variedad de vendedores dentro del mercado, con artistas locales como Art by Barton, cuyas obras destacan por sus marcos de metal hechos a mano, y los famosos adornos navideños alemanes de Kathe Wohlfahrt.

No es la única experiencia navideña que ofrece Baltimore: el Western Maryland Scenic Railroad permite realizar un viaje inolvidable a bordo del Polar Express acompañado de chocolate caliente, galletas y trineos. Por último, el Inner Harbor es un centro turístico que desde Acción de Gracias hasta Nochebuena está decorado para que los visitantes vivan la experiencia navideña al máximo.

Para descansar, nada mejor que alojarse en el Renaissance Hotel by Marriott, un acogedor oasis durante el invierno, ubicado  a solo 10 minutos a pie del Christmas Village.

Aspen: un paraíso nevado

Con una media de 4,5 metros de nieve al año, pocos lugares pueden superar a Aspen si lo que se busca en un destino para disfrutar de los deportes de invierno. En cualquier caso, también cuenta con atractivos de sobra para quienes prefieren el relax, el descanso, las compras o la cultura a las pistas de esquí, pues no faltan spas, tiendas de lujo o galerías de arte. La celebración anual de los 12 días de Aspen, con villancicos victorianos en el vestíbulo del Hotel Jerome y fiestas gratuitas de patinaje en familia, tiene lugar en los días previos a Navidad. Otra de las actividades típicas es la tradicional ceremonia anual de encendido del árbol con Papá Noel y sus renos, mientras degustamos un sabroso cacao caliente con galletas.

Aspen
Pistas de esquí en Aspen | Crédito: Visit USA

Y hablando de comida: los más foodies tienen una cita en el Rancho Avalanche. Situado a una hora de Aspen, el rancho cuenta con aguas termales, pero también alberga el popular restaurante Hickory House BBQ, que aparece en el programa de televisión Diners, Dive-Ins and Drives. Además, los viajeros pueden vivir una auténtica experiencia de temporada acampando en una de las yurtas de Basalt Mountain Gardens, un Airbnb ubicado en la preciosa ladera de la montaña.

Arlington: Navidad alemana en el corazón de Texas

Arlington, ciudad hermanada con la localidad alemana de Bad Königshofen, organiza cada año un encantador mercado navideño de inspiración germana. Este alegre mercado tradicional cuenta con actividades para toda la familia, como un zoo de mascotas de temática bávara y un teatro de marionetas. En esta misma ciudad está ubicado el parque temático Six Flags, que cuenta con diferentes experiencias de inmersión. Otras experiencias que ofrece Arlington: subir al tren Holiday Express para ver todas las luces del parque, o acudir cada noche a ver cómo Papá Noel ilumina un árbol de navidad gigante mientras se disfruta de la deliciosa comida del festival gastronómico Taste Of Holiday In The Park.

Para alojarse, una opción muy popular es Live! by Loews, un complejo vacacional que ofrece unas vistas inigualables del Globe Life Park y del AT&T Stadium.

Bethlehem: la ciudad de la navidad

Conocida como la Ciudad de la Navidad, Bethlehem –Belén, en español–, en Pensilvania, recibe a más de un millón de visitantes durante las navidades para participar en las celebraciones del Christkindlmarkt. Con numerosas carpas al aire libre y la brillante Estrella de Belén, los visitantes pueden admirar –y comprar– regalos procedentes de artesanos de todo el mundo o degustar los apetitosos aperitivos holandeses de Pensilvania (como los pierogies, el funnel cake o una gran variedad de salchichas), mientras disfrutan de los espectáculos musicales locales. Otra actividad imprescindible es la excursión a la granja Shady Brook para disfrutar de un paseo en carreta al aire libre con un inolvidable espectáculo de luces. Además, merece la pena visitar el bar The Bookstore Speakeasy, con una llamativa ambientación de los años 20, una lista de cócteles clásicos y jazz en directo los fines de semana.

Para alojarse, la Mansión Sayre es una joya oculta; se trata de un encantador bed and breakfast ideal para disfrutar de unas vacaciones repletas de actividades.

Santa Ynez: Julefest de Solvang

Cada año, la celebración navideña de Solvang (Julefest), que se prolonga durante toda una semana, ilumina la región, convirtiendo a esta aldea danesa-estadounidense en uno de los «pueblos más navideños de América». Perfecto para todos los miembros de la familia, que podrán buscar a los Jule Nisse, traviesas figuras danesas con aspecto de duendes escondidas por toda la ciudad, asistir a la ceremonia de encendido del árbol, a la iluminación anual de los molinos y al desfile. La ruta gastronómica anual Solvang Holiday Food Tour añade una muestra de los sabores de la región vinícola. Además, Santa Bárbara está a 40 minutos en coche de Santa Ynez, una excursión perfecta para cualquier día de vacaciones de invierno.

Solvang -Julefest
Solvang -Julefest | Crédito: Visit the Santa Ynez Valley

Para las estancias, los viajeros pueden disfrutar de la cálida hospitalidad danesa en Wine Valley Inn and Cottages, con varias suites, chateaux y cabañas privadas para elegir. 

Para más información: VisitTheUSA