Francesca Woodman: ser un ángel

Francesca Woodman Self-deceit #1, Rome, Italy. © Courtesy Charles Woodman, The Estate of Francesca Woodman

La fotógrafa estadounidense Francesca Wood se quitó la vida a los 22 años, arrojándose al vacío desde una ventana de su apartamento en Nueva York, arrastrada por el desánimo y la depresión. Pese a su juventud, Wood nos legó una abundante y cautivadora obra gráfica envuelta por un halo de malditismo y que hoy, casi cuatro décadas después de su muerte, es sinónimo de leyenda. Hasta el próximo 5 de enero de 2020, la Fundación Canal le dedica una exposición que reúne más de un centenar de instantáneas y un puñado de cortometrajes.

Francesca Woodman On being an angel
On being an angel, 1977. © Courtesy Charles Woodman, The Estate of Francesca Woodman

Hija de un matrimonio de artistas plásticos, Francesca pasó buena parte de su infancia y juventud entre Estados Unidos e Italia, y desde muy joven sintió una irrefrenable pasión por la fotografía, que acabaría combinando con sus estudios de Diseño en Providence y Roma. En la capital italiana recibió la influencia del surrealismo y el futurismo, corrientes que impregnan buena parte de su obra, centrada casi en exclusiva en retratos femeninos que a menudo ella misma protagonizaba.

De Lunares, Providence, Rhode Island, 1976 ©Courtesy Charles Woodman, The Estate of Francesca Woodman
De Lunares, Providence, Rhode Island, 1976 ©Courtesy Charles Woodman, The Estate of Francesca Woodman

Aunque en su breve carrera produjo un gran número de obras –sus padres conservaron varios miles de negativos, y unas 800 copias impresas–, hasta la fecha tan sólo se han publicado y expuesto unas 120 imágenes. Buena parte de ellas pueden verse en la muestra de la Fundación Canal, que ofrece un magnífico repertorio de retratos y autorretratos ambientados en lugares abandonados y de atmósfera onírica y casi fantasmagórica.

Francesca Woodman
From Eel series, Venice, Italy, 1978. © Courtesy Charles Woodman, The Estate of Francesca Woodman

Además de sus sugerentes y un tanto inquietantes fotografías captadas en formato cuadrado –solía utilizar cámaras de 6×6–, Woodman también exploró las posibilidades del vídeo, pues a finales de los 70 creó varios cortometrajes en los que relacionaba sus fotografías con imágenes en movimiento de su cuerpo desnudo, que en ocasiones parecen evocar la estatuaria clásica. Una poderosa simbología que ha convertido su creación en indiscutible obra de culto.

*

Francesca Woodman. Ser un ángel / On being an angel. Fundación Canal (C/ Mateo Inurria , 2. 28036, Madrid). Desde el 3 de octubre de 2019 hasta el 5 de enero de 2020. Laborables y festivos: 11:00 – 20.00 h. Miércoles: hasta las 15.00 horas. ENTRADA LIBRE

Más info: Francesca Woodman – Fundación Canal